Cuando escuchamos hablar de Blockchainen lo primero que pensamos es en Bitcoin. Hasta cierto punto es normal ya que esta criptomoneda está basada en esta tecnología y dado su increíble crecimiento y popularidad entre las personas, es fácil asociarlos. Blockchain tiene un potencial tan grande que se estima que llegará a cambiar grandes industrias y revolucionará la forma de realizar procesos haciéndolos más transparentes, eficientes, seguros y ágiles.

Si intentáramos explicar el funcionamiento de dicha tecnología, se podría decir que funciona como una base de datos en muchas partes del mundo que mantiene un listado de registro. El comportamiento de esta red se puede asimilar a un inventario digital donde la información almacenada en estos bloques no se puede cambiar o alterar, debido a que cada bloque cuenta con un enlace y una marca de tiempo previo.

Para el funcionamiento se deben tener bloques conectados en donde se almacena la información, éstos se unen entre sí creando una red de computadoras (en la que cada una es un bloque) haciendo esta red incorruptible y descentralizada, ya que no pertenece a ninguna autoridad central.

La tecnología Blockchain cuenta con un algoritmo matemático que preserva la integridad de los datos insertados, ninguna persona o compañía controla la entrada de datos. Si en el momento de verificar los datos se detecta que uno de estos es corrupto, inmediatamente no coincidirá con la información en los bloques anteriores y esta nueva entrada se destruye, haciendo de esta red un sistema muy seguro.

A medida que se incrementan los usuarios (computadoras) de esta base de datos gigante, más impenetrable será porque se suman más bloques que revisaran si tus datos no son corruptos. Tiene la facilidad de poder acceder a esta red desde cualquier parte del mundo solo necesitando una conexión a Internet.

Como ya se menciona anteriormente, el ejemplo más popular de uso de esta tecnología es el Bitcoin. Actualmente se estima que existen 2.9 millones de usuarios de esta criptomoneda. Pero su uso no se limita a esto. El Blockchain tiene un amplio abanico de posibilidades.

 

¿Qué sectores aprovechan Blockchain?

Debido a que la seguridad es uno de sus principales pilares, los sectores con mayor vulnerabilidad de datos están buscando desesperadamente una solución. La banca, por supuesto, es uno de ellos. Hoy en día, las transacciones bancarias que realizamos pueden llegar a tardar días en ser aprobadas puesto que su verificación es necesaria. Si se utilizara esta tecnología, los sistemas estarían conectados siempre en tiempo real y el tiempo de verificación de datos podría ser reducido considerablemente.

Seguramente nos hemos topado con situaciones en la que nuestro médico de confianza está de vacaciones o ya no pertenece a la entidad aseguradora que tenemos contratada. Por supuesto, volver a transmitir esa información de nuestros historiales médicos puede ser tedioso y tardar demasiado. Por ello, tanto el sector farmacéutico como el sanitario, están pensando en esta tecnología como una solución al problema. Se busca agremiar la información de aseguradoras, pacientes, médicos y hospitales en una misma y sólida base de datos, donde podrían quedar registradas todas las transacciones y lo pagos, reduciendo así los fraudes en el sector.

Pero los sectores financiero y sanitario, no son los únicos con problemas de seguridad y transparencia. Hay uno que verdaderamente lo necesita con urgencia. Las entidades gubernamentales imaginan procesos basados en tecnología Blockchain gracias a los cuales se pudiera entrar en la misma base de datos y obtener la información desde cualquier parte en tiempo real sin importar la entidad judicial de la que se trate. Seria una solución eficaz y eficiente. También sería posible ayudar a reducir la corrupción dado que sé vigilaría cualquier parte de la cadena. Esto cambiaría la forma de gobierno tal y como la conocemos.

Basándose en Blockchain, hay otras tecnologías que se desarrollan a la par, como Internet de las Cosas, la comunicación entre las maquinas (Machine to Machine), la nube (Cloud) y el Big Data. Estos sectores llevan utilizando esta tecnología cierto tiempo, por ejemplo, en el ámbito industrial, lo que sirve de ayuda la hora de recopilar datos, conseguir estimaciones en tiempo real o simplificación del sistema contable, por mencionar algunos.

Esperemos que todos estos cambios no tarden mucho en llegar, porque su uso es definitivamente muy beneficioso y propiciaría un cambio de paradigma.

¿Cuáles serán los próximos avances?