El incesante desarrollo de la tecnología IoT de estos últimos años nos ha brindado multitud de soluciones inteligentes y nuevas oportunidades de mercado, la mayoría de ellas en relación con la automatización en la recogida de datos y en el sistema de tracking para el sector retail, como os contamos en la última entrada de nuestro blog sobre el seguimiento de activos con IoT en el sector retail. Sin embargo, IoT también sirve para mejorar la relación entre consumidor y empresa, para aumentar las ventas y, lo más importante, para mejorar la satisfacción del cliente en el proceso de compra.

La relación con el cliente conocida desde hace años ha evolucionado y se ha reinventado gracias a la integración de soluciones de innovación tecnológica como la inteligencia artificial, los chatbots y multitud de tecnologías IoT que están expansión en el mundo hiperconectado de hoy. Una nueva tendencia en innovación que ha llegado para quedarse en el sector comercial son los botones conectados. Partiendo de que nuestro objetivo es crear engagement y una relación satisfactoria con los clientes, empecemos por el principio.

¿Qué son los Smart Button?

 

Estos botones conectados son parte de la tecnología de Internet of Things. Botones que, a través de una red Wifi o por Bluetooth, envían un mensaje o señal a los equipos a los que se encuentran conectados. Por lo tanto, los usos son infinitos. Podemos aumentar la demanda de un cliente en el punto de venta o hacer un pedido a domicilio de manera inmediata.

A través de la implantación de los Smart Button, influenciada por la tendencia a la inmediatez, las empresas que buscaban acelerar el proceso de comunicación para atender las necesidades de sus clientes, han encontrado una solución rápida, económica y fácil. Mediante la aplicación de esta tecnología es posible personalizar cada detalle de la comunicación con el cliente, adaptándolo a sus gustos y necesidades. Este avance facilita la venta y, por lo tanto, se conforma como una de las mejores maneras de crear fidelidad.

 

¿Cómo pueden los smart Button mejorar nuestra relación con el cliente?

 

Los botones conectados mejoran los procesos de compra y productos que ya existen. En definitiva, tienen la capacidad de hacer más fácil la vida cotidiana y se imponen cada vez más como uno de los hábitos de compra con mayor acogida en la implantación de IoT en los comercios.

Para las marcas en auge, lanzarse a la tendencia de los objetos conectados les permite fidelizar a sus clientes, mejorar la experiencia del usuario y formar parte de su día a día. Por otro lado, ayuda a anticiparse a las necesidades de los clientes y conseguir un feedback de manera más eficiente y rápida. De esta forma, se posiciona en la mente del consumidor como una de sus marcas indispensables. La inmediatez marcada por la digitalización, el aumento de la satisfacción del cliente en la experiencia de compra y la calidad del servicio que nos permite el Internet de las cosas, se han posicionado como las prioridades para las marcas y las empresas.

 

¿Qué oportunidades comerciales aporta la implantación de IoT?

 

  • Diferenciación frente a la competencia gracias al factor innovación.
  • Penetrar en nuevos nichos de mercado antes no explorados.
  • Mejorar la imagen de la marca en términos de calidad y adaptabilidad.
  • Mayor competitividad en el mercado, marcada por el auge de las startups.

 

El primer paso a la hora de diseñar la aplicación de un Smart Button en nuestro negocio es pensar en el workflow del dispositivo, es decir, ¿qué queremos que ocurra cuando nuestro cliente lo utilice? ¿Qué acción va a activar? ¿Satisface una necesidad real del cliente? Y, ¿en qué mejora su experiencia de compra?

Los Smart Buttton se utilizan para multitud de sectores: sector de la alimentación, el trasporte público, la medicina, el hogar o la mensajería, entre otros. Las posibilidades para implantar soluciones inteligentes a través de estos botones son ilimitadas. De aquí a 2020, las neveras inteligentes que sepan que productos consumimos más, los stock que se agotan y mandan la señal de manera automática al propio distribuidor y el feedback instantáneo de los clientes, será ya un sistema implantado y normalizado en las compañías más innovadoras. Por ejemplo, su utilización para las notificaciones en el sector de la mensajería agiliza la espera en el punto de recogida y notifica al receptor de manera automática la llegada de su producto. A este valor añadido para el cliente, se suma la optimización de las rutas y la mejora en el flujo de trabajo para la empresa.

En definitiva, los Smart Button tienen como objetivo crear respuestas eficaces a las necesidades de los clientes.

Estas son algunas de las aplicaciones más comunes de los botones conectados, sus utilidades están limitadas solo por la imaginación, una fórmula viva de innovación tecnológica. En Metiora trabajamos en colaboración con nuestro partner Sigfox, la startup más puntera en IoT e innovación tecnológica de Europa, en la implantación de los objetivos inteligentes en la vida cotidiana. Nuestro sistema de Smart Button se puede utilizara través de BlueTooth o sin necesidad de un gateway. Los botones Sigfox envían los datos a un servidor en el que los se tratan, procesan y analizan de manera automática, lo que nos proporciona una inmediatez y eficacia para resolver las necesidades de nuestros clientes.